Ameride 5/50 mg comprimidos

1 comentarios
Principios activos: Hidroclorotiazida, Amilorida
Fuente del texto y de las imágenes: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar el medicamento.

  • Conserve este prospecto. Puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado a Vd. personalmente y no debe darlo a otras personas. Puede perjudicarles, aun cuando sus síntomas sean los mismos que los suyos.

En este prospecto:

  1. Qué es AMERIDE® y para qué se utiliza
  2. Antes de tomar AMERIDE®
  3. Cómo tomar AMERIDE®
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de AMERIDE®

AMERIDE® 5/50 mg, comprimidos.

Cada comprimido contiene:

  • Principios activos:

    • Hidrocloruro de amilorida (5 mg)
    • Hidroclorotiazida (50 mg)
  • Otros componentes:
    • Lactosa monohidrato, hidrogenofosfato de calcio dihidrato, almidón de maíz, almidón pregelatinizado, goma guar, estearato de magnesio, laca alumínica de amarillo anaranjado S (E-110).

Titular de la Autorización de comercialización
BRISTOL-MYERS SQUIBB, S.A.
C/ Almansa, 101
28040 - Madrid

Fabricante
Frosst Ibérica S.A
Vía Complutense, 140
28805 Alcalá de Henares - MADRID

1. QUÉ ES AMERIDE® Y PARA QUÉ SE UTILIZA

AMERIDE® se presenta en envases de 20 y 60 comprimidos. Cada comprimido ranurado contiene 5 mg de hidrocloruro de amilorida y 50 mg de hidroclorotiazida.

El componente amilorida del AMERIDE®, pertenece al grupo de medicamentos llamados antikaliuréticos (ahorradores de potasio): amilorida es también un débil diurético. El componente hidroclorotiazida del AMERIDE® pertenece al grupo de medicamentos llamados diuréticos (tiazídicos).

AMERIDE® actúa haciendo que los riñones eliminen más agua y sales y retengan más potasio.
Esto ayuda a reducir la hipertensión y algunas formas de edema, mientras que al mismo tiempo ayuda al mantenimiento de los niveles normales de potasio en sangre.

AMERIDE® está indicado para el tratamiento de la hipertensión (en especial en pacientes que presenten una disminución de potasio); edema de origen cardiaco (hinchazón de tobillos, pies o piernas, debido a retención de agua); o ascitis (acumulación de agua en el abdomen) debida a cirrosis (enfermedad hepática).

2. ANTES DE TOMAR AMERIDE®

No tome AMERIDE® si:

  • Es alérgico a alguno de sus componentes.
  • Es alérgico a algún medicamento derivado de las sulfonamidas (consulte a su médico si no está seguro de qué fármacos son derivados de las sulfonamidas).
  • Cuando por naturaleza tenga elevados niveles de potasio en sangre.
  • Está tomando otros fármacos o suplementos que incrementan la cantidad de potasio en sangre.
  • Tiene enfermedad renal.

Consulte a su médico si no está seguro si debe empezar a tomar AMERIDE®

Tenga especial cuidado con AMERIDE®:
Si Vd. padece o ha padecido algún problema médico o cualquier alergia informe a su médico.

Informe a su médico si tiene niveles elevados de potasio en plasma. Informe a su médico si tiene alguna enfermedad cardiaca o pulmonar, problemas hepáticos o renales, gota o lupus eritematoso, o si está siendo tratado con otros diuréticos. En tales casos, su médico podría modificar la dosis de sus medicaciones.

Si tiene diabetes, consulte a su médico, ya que el tratamiento con tiazidas puede requerir un ajuste de la dosis de los antidiabéticos, incluida la insulina.

Antes de intervenciones quirúrgicas o anestesia (incluso en el dentista) informe al médico o dentista que está tomando AMERIDE®, ya que puede producirse un descenso repentino de la presión sanguínea asociado a la anestesia.

No ha sido establecida la seguridad y eficacia en niños, por lo tanto no se recomienda la administración en menores.

Consulte a su médico, incluso si cualquiera de las circunstancias anteriormente mencionadas le hubieran ocurrido alguna vez.

Se informa a los deportistas que este medicamento contiene un componente que puede establecer un resultado analítico de control del dopaje como positivo.

Toma de AMERIDE® con los alimentos y bebidas:
Informe a su médico si toma suplementos de potasio o ingiere una dieta rica en potasio.

Embarazo
El uso de AMERIDE® no se recomienda durante el embarazo.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento.

Lactancia
El componente hidroclorotiazida de AMERIDE® es secretado en la leche humana.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento.

Conducción y uso de máquinas:
Casi todos los pacientes pueden conducir o utilizar maquinaria. Sin embargo, no deben ejecutarse tareas que requieran atención especial (por ejemplo conducir un automóvil o utilizar maquinaria peligrosa), hasta no saber cómo se tolera el medicamento.

Información importante sobre algunos de los componentes de AMERIDE®:
Este medicamento contiene amarillo anaranjado S (E-110) como excipiente. Puede causar reacciones de tipo alérgico, incluído asma especialmente en pacientes alérgicos al ácido acetilsalicílico.

Toma de otros medicamentos:
En general se puede tomar AMERIDE® con otros fármacos. No obstante es importante informar al médico de cualquier otro medicamento que esté tomando, incluidos aquellos sin receta, ya que algunos fármacos pueden comprometer la acción de otros.

Es especialmente importante que su médico sepa si está tomando algún inhibidor de la ECA, otros fármacos conservadores de potasio o suplementos de potasio. Informe también a su médico si está tomando otros fármacos antihipertensivos, otros diuréticos, resinas que reducen los niveles altos de colesterol, antidiabéticos incluida la insulina, relajantes musculares, aminas presoras como la adrenalina, esteroides, ciertos analgésicos y antiinflamatorios, ciclosporina, tacrólimo o litio (medicamento usado en algunos tipos de depresión). El uso de sedantes, narcóticos, tranquilizantes, alcohol y analgésicos puede incrementar el efecto antihipertensivo de AMERIDE®, por lo que debe informar al médico si toma alguno de ellos.

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, o ha tomado recientemente cualquier otro medicamento - incluso los adquiridos sin receta médica.

3. CÓMO TOMAR AMERIDE®

El médico decidirá la dosis conveniente, según la condición del enfermo y si está o no tomando otros medicamentos.

La mayoría de las personas se toman los comprimidos con un poco de agua.

Tome AMERIDE® a diario. No ingiera más comprimidos de la dosis recetada.

Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas.

Recuerde tomar su medicamento.

Edema de origen cardíaco
La dosis inicial normal es de un comprimido de AMERIDE® diario.

Hipertensión
La dosis inicial normal es de un comprimido de AMERIDE® tomados una vez al día o en dosis divididas.

Cirrosis con ascitis
La dosis usual es de un comprimido de AMERIDE® tomado una vez al día .

Esta dosis puede ser aumentada por su médico si es necesario, sin exceder de dos comprimidos diarios. En algunos casos el mantenimiento de la terapia puede ser controlado con pautas posológicas intermitentes si su médico así se lo indica.

Los comprimidos pueden dividirse para facilitar el ajuste de la dosis si su médico así se lo indica.

Si estima que la acción de AMERIDE® es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico.

Su médico le indicará la duración de su tratamiento con AMERIDE®. No suspenda el tratamiento antes, ya que sólo su médico sabe lo que le conviene.

Si Vd. toma más AMERIDE® del que debiera:
En caso de sobredosis, llame en seguida al médico para que le preste ayuda inmediata. Los síntomas más probables serán una sensación de aturdimiento o mareos, debidos al descenso de la presión sanguínea y/o sed excesiva, confusión, reducción del volumen de orina, o palpitaciones rápidas.

En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al Servicio de Información Toxicológica. Teléfono: 91- 562-04-20.

Si olvidó tomar AMERIDE®
No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Como todos los medicamentos, AMERIDE® puede tener efectos adversos.

Trastornos del sistema linfático y sanguíneo: alteraciones en el recuento de las células sanguíneas, manchas rojas en la piel.

Trastornos del metabolismo y nutrición: más frecuentemente: anorexia (pérdida de apetito); puede producir cambios en su análisis de sangre relativos al recuento de sodio, potasio, glucosa y ácido úrico. También puede aumentar los niveles de glucosa en orina. Gota, deshidratación.

Trastornos psiquiátricos: falta de sueño, nerviosismo, confusión mental, depresión, sensación de sueño, agitación, reducción del deseo sexual.

Trastornos del sistema nervioso: más frecuentemente: dolor de cabeza, mareos; desvanecimientos, vértigo, sensación de hormigueo, estupor, temblores, encefalopatía.

Trastornos oculares: alteraciones de la visión, hipertensión ocular.

Trastornos auditivos y laberínticos: zumbidos en los oídos.

Trastornos cardíacos: arritmia (alteración de la frecuencia cardíaca), taquicardia (aumento de la frecuencia cardíaca), dolor en el pecho y palpitaciones.

Trastornos vasculares: hipotensión ortostática (sensación de mareo o aturdimiento debida al descenso de la presión sanguínea al ponerse de pie súbitamente) y otras anomalías cardíacas.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: tos, trastornos respiratorios, dolor torácico, dificultad en la respiración, congestión nasal.

Trastornos gastrointestinales: más frecuentemente: náuseas; vómitos, diarrea, estreñimiento, dolor abdominal, sangrado gastrointestinal, alteraciones del apetito, pesadez abdominal, flatulencia, sed, hipo, mal sabor de boca, sequedad de boca, calambres, digestión difícil, inflamación del páncreas, dolor y/o úlcera de estómago.

Trastornos hepatobiliares: puede producir cambios en su análisis de sangre relativos a los enzimas hepáticos y bilirrubina.

Trastornos de la piel y subcutáneos: más frecuentemente: erupción cutánea; picor, enrojecimiento, sudoración, caida del pelo, sensibilidad a la luz, inflamación de las glándulas salivares, aparición de ampollas, necrolisis epidérmica tóxica.

Trastornos musculoesqueléticos, del tejido conectivo y óseos: dolor de extremidades, calambres musculares, dolor de las articulaciones, dolor de espalda, dolor de cuello y hombros.

Trastornos renales y urinarios: alteraciones de la micción, disfunción renal incluyendo fallo renal, inflamación renal.

Trastornos del sistema reproductor y de la mama: impotencia.

Trastornos generales y condiciones en el punto de administración: fatiga, malestar, debilidad, reacción alérgica, fiebre.

Cuando aparecen efectos adversos su médico le puede reducir la dosis de AMERIDE® o interrumpir la terapia.

Si aprecia efectos adversos no mencionados en este prospecto, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. Su médico le podrá informar de otros efectos adversos relacionados con este medicamento.

5. CONSERVACIÓN DE AMERIDE®

Mantenga AMERIDE® fuera del alcance y de la vista de los niños.

No conservar a temperatura superior a 25ºC

Conservar protegido de la luz y de la humedad

Caducidad
No utilizar AMERIDE® después de la fecha de caducidad indicada en la caja.

Información importante acerca de los comentarios

La finalidad de este sitio web es la de poner a disposición de todos los usuarios la consulta de los prospectos de los medicamentos y la de intercambiar experiencias, pero no es la de emitir dictámenes médicos, que deben ser realizados por profesionales de la salud. Es por ello que te recomendamos que hagas caso omiso a los posibles consejos médicos que puedas recibir de otros usuarios, ya que pueden inducir a la automedicación, con el peligro que eso conlleva, además de proceder generalmente de personal no calificado. En caso de tener una dolencia o una duda de carácter médico, acude a tu farmacéutico o a tu médico de cabecera.

Los moderadores se reservan el derecho de eliminar cualquier comentario que pueda ser ofensivo o que esté relacionado con la compraventa de medicamentos, así como cualquier otro que consideren inapropiado..

Comentarios

  1. laureano pereira encisa dice:
    14 de junio de 2013, 12:57:05

    hola, me encuentro en africa y tengo la tension alta, algo de ansiedad,,aqui el problema que hay es los medicamentos que uno no sabe bien lo que nos dan si vamos a un hospital, un español me dió una caja de ameride 5/50 mg que el toma para la tension y me gustaria por favor que me aconsejarias si puedo tomar esta medicina, yo estoy tomando laxatin pero se me acaba mañana y no se si es compatible,
    por favor si podeis me dais algun consejo.
    muchas gracias
    laureano pereira

Envía tu comentario

↑ Ir al principio

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más detalles