Concerta comprimidos de liberación prolongada

  1. Olivia dice:
    12 de diciembre de 2013, 3:59:50

    Para criticar de esta manera es necesario vivir la situación. Un niño con TDAH tiene una vida muy díficil, no pueden imaginarse cuanto. Aún cuando un niño vive en una familia amorosa, que le procura todos los cuidados, que lo educa con buenos principios y buenos modales, uno se da cuenta que algo "extraño" le sucede. Su comportamiento no es como el de otros niños. Aprender, concentrarse, leer, escribir, le cuesta más trabajo que a los demás. Eso salta a la vista. Muchas personas confunden a un niño mál educado, sin buenos modales, que no sabe respetar lugares, objetos ni cosas, con un niño con TDAH.
    Lo malo son los adultos que sólo quieren solucionar sus problemas, que el niño no les de problemas, que no los llamen en la escuela, que por lo menos apruebe con el mínimo y el problema del niño, su preocupación por ser rechazado, su autoestima no la toman en cuenta. Yo puedo decir que si me preocupé por investigar, existen muchas asociaciones que ayudan, gente con el mismo problema, existen lugares donde ayudan con terapias de conduta, técnicas especiales de aprendizaje. Pero el medicamento bien administrado ayuda y bastante. No es la panacea, es un auxiliar que facilita las cosas. Es como si a un diabético quisieran controlarse el azucar ´solo con dieta, o a un esquizofrenico con aislamiento. Si existe literatura e investigación sobre el tema, hay todavia muchas cosas que no se conocen no sólo del TDAH, si no de otros transtornos del cuerpo humano, sobre todo del Cerebro. Hasta ahora no conozco nigún caso donde la causa de muerte haya sido el medicina en sí. El mal uso quiza, pero eso depende de las personas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más detalles