Relaxibys comprimidos

  1. Teresa Martinez de las Heras dice:
    5 de mayo de 2009, 15:59:13

    Madrid, martes, 05 de mayo de 2009.
    E.mail.. Tmh5050@msn.com

    Sé de antemano que esta misiva, quizás, tal vez jamás llegue a los ojos de la persona cualificada para poder entender el nivel de explicación que voy continuación a nárrales. Pero creo que estoy en el derecho pleno y en el deber de comunicarles mí experiencia como consumidora de el principio activo de carisoprodol . El cual lo consumí por prescripción medica hace 30 años comercializado con la marca- FREXAGIL. Cuyo único componente y principio activo era exclusivamente. El Carisoprodol.

    Bien… Paso a comentarles que soy una persona que padece parálisis infantil de las secuelas de la Poliomielitis causada por La Gran epidemia del Virus de la Polio en el año 1952. Segundo año que arraso a nuestro país.

    Mis dolencias son de carácter de tensión y rigidez muscular centrada en la espalda y en las cervicales con su consecuente dolor que va derivando en minar tú resistencia emocional…. Dejándote incapaz de seguir una tarea minímamente cotidiana activa intelectual.

    Bien, este es el cuadro clínico crónico que presento durante más de 30 años. Sin solución de cirugía ni de ninguna parte ortopédica ni bioquímica.

    Hasta que me recetaron hace 30 años el CARISOPRODOL, comercializado con la marca de FREXAGIL.

    Este producto bioquímico, salido de sus LABORTATORIOS ha sido el único, que me ha mantenido en pie y en activo durante 30 años de mí vida, tomándolo diariamente y durante los primeros 20 años, hasta 3 veces por día. Últimamente por supuesto las tomas han sido muy esparcidas. También porque mí activada social, ha sido muy, muy reducida y no tenia que esforzar mi maquinaria humana.

    Bien, teniendo todos estos datos sobre mí persona y el medicamento que me ha ayudado a SOBREVIVIR DIGNAMENTE a desempeñar y desarrollar mis trabajos ante nuestra sociedad

    Pueden opinar todo lo que quieran sobre LA NOCIVIDAD Y MALIGNIDAD DEL CARISOPRODOL del medicamento salido de sus LABORATORIOS,

    Pero solo se decirles la experiencia que yo durante 30 años he vivido con el.
    NI ME HA CAUSANDO NINGÚN MAL DE COLON.
    NI HE TENIDO NINGÚN PROBLEMA CON EL.

    QUE AHORA USTEDES… LO VEN… COMO UN PELIGRO… Ustedes sabrán
    Si el peligro esta en que no les es rentable seguir fabricándolo.

    Esta enferma que les esta escribiendo y narrando todo ello.
    No por menos se siente estafada y dolida.

    EL CARISOPRODOL, es un producto MUY BUENO señores.
    Han intentado venderlo antes de quitarlo del mercado con la MARCA DE:
    MÍO RELAX… Siento Descubrirles… Esa marca, ERA UN PLACEBO.
    Como también lo han vendido con la MARCA: RELAXIBYS. Cuya composición por comprimido es: Paracetamol… 500 mg. Y Carisoprodol… 200 mg.
    Aquí, si que, un enfermo, consumidor como yo lo era antes. De tomas de 3 al día. Aquí si que nos estamos jugando PERDER EL HÍGADO (porque el paracetamol es toxico).

    Sé de qué estoy hablando. Soy “carne de cañón de los médicos desde los 18 meses, que Los Norteamericanos, con el regalito que hicieron a las madres de aquellos años, me contagiarón con el virus de la poliomielitis.

    Por lo qué me considero bastante capacitada para decirles que:
    EL CARISOPRODOL… DA MÁS VIDA… QUE LA QUE TE PUEDA QUITAR.

    Y NO PUEDO POR MENOS DE INFORMARLES QUE:
    EL CARISOPRODOL, NO CREA ADICIÓN… SI ALGUIEN SE SUJETA A EL ES POR SU DOLENCIA. SINO TIENE LA DOLENCIA NO NECESITA DICHO CALMANTE.

    PERO SI TU TIENES DOLOR Y DICHO MEDICAMENTO TE LO QUITA. ES EL DOLOR EL QUE ES ADICTO A TI… NO TÚ, AL MEDICAMENTO.

    Siento, siento muchísimo que me hayan quitado dicha ayuda para seguir medianamente con una calidad de bienestar físico, simplemente por haber retirado un MEDICAMENTO, QUE NO LES ES RENTABLE ECONÓMICAMENTE.

    A pesar de ello, les quedo muy agradecida… por los años que con su PRODUCTO FARMACÉUTICO, carisoprodol, vendido con la marca de FLEXAGIL. Me han ayudado a tener una calidad física y social de vida aceptable.

    Atentamente.

    Teresa Martínez de las Heras.


    E. mail: tmh5050@msn.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más detalles